Inicio Sin categoría Un terreno alejado y deshabitado fue elegido por la Alcaldía

Un terreno alejado y deshabitado fue elegido por la Alcaldía

0

La Paz/ Las Cosas Claras.- Son las 14:00 y un grupo de periodistas empieza la travesía con el fin de conocer el lugar dónde será el nuevo relleno sanitario de La Paz, que estará ubicado en Alto Patapampa, ubicado a 14 kilómetros del centro de la ciudad.

El minibús de la Alcaldía, que lleva a los periodistas y que es parte de una caravana que va a inspeccionar el lugar, atraviesa todo el Plan Autopista hasta llegar a un desvío que se ubica por encima de la zona Caja Ferroviaria. A esa distancia aún se perciben los barrios del municipio paceño.

Cerca de la zona de Siete Lagunas está ubicada una unidad educativa del mismo nombre, en este punto se toma un desvío. Ya con el camino de tierra, la caravana de vehículos que transporta a las autoridades y técnicos municipales logra reunirse para continuar con la travesía; por el desconocimiento del lugar, un periodista televisivo consulta a las pocas personas que transitan por esta ruta.

“Siga directo el camino y va a ver un cruce”, explica un vecino de Siete Lagunas mientras señala la dirección.

 Continúa el ascenso, el polvo que desprende el recorrido de los vehículos ya se percibe. Se llega a un sector donde la vegetación es abundante, hay una quebrada erosionada por un cuerpo de agua.

A los 18 minutos de recorrido el camino se hace más complicado. Por la ruta se ve postes que transportan energía eléctrica a través de líneas de alta tensión; el servicio de electricidad ya existe por esta zona.

En este trayecto son pocas las casas que hay. Un pequeño río se vislumbra a un lado del camino, su caudal es muy débil y esta embovedado.

El camino se torna más accidentado, pero no es obstáculo para que los vehículos continúen con su recorrido. Con 21 minutos de trayecto, se llega a un lugar donde hay otro pequeño afluente y un parque infantil.

En este lugar hay un cruce de camino, se toma la ruta izquierda que también conduce hacia El Alto. Por este desvío, el camino es más ancho, como de ocho metros y aún está cubierto de tierra. Luego de cinco minutos más de recorrido, se llega a otro cruce que fue improvisado pero está habilitado por las huellas que dejaron otros coches.

Por este lugar se destacan cinco viviendas de ladrillo que están ubicadas como si fuera una urbanización. Se continúa con el ascenso, el camino se torna más húmedo pero todo da a entender que fue por alguna lluvia que cayó en días anteriores.

En el trayecto se observa un paisaje agradable de vegetación, muy similar a un valle, en el fondo del horizonte se percibe parte de la cordillera, que destaca con sus cúspides nevados, el clima es frío.

Inspección

Son 28 minutos desde que comenzó el recorrido, lo accidentado del camino obliga a tomar una ruta improvisada, que fue utilizada con anterioridad.

A esta altura se observa una planicie altiplánica con pajonales, es un espacio grande que se pierde en el horizonte. El clima caluroso acompaña la travesía, el grupo es de cuatro vehículos, está encabezado por autoridades de la Alcaldía.

El recorrido se hizo más lento debido a lo accidentado del camino y lo ondulado en su extensión, a lo lejos se percibe una subestación eléctrica pero que está a más de 500 metros del relleno sanitario. Por esta zona ya no existen viviendas y menos alguna persona o animal.

Y es que el nuevo relleno está ubicado a más de 2,3 kilómetros de algún espacio habitable, por lo que se cumple con el requisito ambiental, que pide que sea al menos 1 kilómetro la distancia permitida, explican las autoridades ya en el lugar.

Tras el recorrido, la caravana llega al predio de 50 hectáreas que adquirió la Alcaldía a los comunarios por un costo de 5 millones de un sistema de enfardado de basura.

“Estamos listos, estamos esperando a que nos confirmen (la autorización de la Gobernación), inmediatamente nos confirmen comenzamos a trabajar”, explica el director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Rubén Ledezma, quien acompañó la visita periodística.

Ledezma llegó al sector junto al director de Gobernabilidad, Francisco Cordero, y otros técnicos municipales. Mientras muestran a los periodistas los límites del terreno explican las características técnicas del mismo.

“Literalmente estamos en la parte más alta donde nadie se quejará de olores porque no hay nadie. Además en el lugar es imposible que las personas construyan casas ya que es un sitio frío”, dice Ledezma.

Después de filmar y fotografiar este lugar, los periodistas y la caravana retornan a la ciudad de La Paz, mientras las autoridades se quedan para cerciorarse de algunos detalles.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentarioCancelar respuesta

Salir de la versión móvil