Amapola, el murciélago hembra que fue liberada en Achocalla.

AMUN/17-10-23

Tras ser rescatada de una casa luego de ser atrapada por un gato, Amapola, un murciélago hembra orejudo de la especie Histiotus Montanus, recibió atención veterinaria y fue liberada por funcionarios del Bioparque Municipal Vesty Pakos el pasado domingo 1 de octubre en el municipio de Achocalla, después de un previo estudio realizado por el Programa de Murciélagos de Bolivia (PCMB).

“El pasado 27 de septiembre en la zona de Ventilla de la ciudad de El Alto fue rescatado un murciélago hembra orejudo de un domicilio después de ser atrapada por un gato. El propietario del inmueble avisó a la Asociación Amor Por Los Animales Bolivia (APLAB) quienes dieron parte al Programa de Murciélagos de Bolivia (PCMB) que en coordinación con el Gobierno Autónomo Departamental de La Paz derivaron al murciélago al Bioparque Municipal Vesty Pakos para su adecuada atención”, explica un reporte del bioparque.

Luego de cuatro días de atención veterinaria, nutricional y observación biológica, Amapola, el murciélago hembra orejudo de la especie Histiotus Montanus fue liberada en el municipio de Achocalla.

Con heridas leves causadas por el felino doméstico se encontró al murciélago, no obstante, fue todo lo que presentó, pues su revisión médica determinó que estaba en buenas condiciones y aceptó los alimentos brindados por los funcionarios ediles del bioparque durante su estadía en un ambiente especial para murciélagos.

“El espacio para su estadía fue en el ambiente de murciélagos que simula una pequeña caverna cuidadosamente armada con un armazón de madera cubierto de semisombra y dispensadores de agua. Durante este período, Amapola demostró vitalidad realizando eventos de vuelos, además no presentó signos de enfermedad o alteraciones físicas lo que permitió su pronta liberación”, detalla el reporte del bioparque.

De este modo, cuatro días después de su rescate, el 1 de octubre, se decidió liberar a Amapola en el municipio de Achocalla, esto tras un previo análisis del lugar realizado por el Programa de Murciélagos de Bolivia, en el que se contempló la distribución de su especie, la proximidad al lugar de su rescate y la disponibilidad de alimentos necesarios para su supervivencia en la vida silvestre.

“Con un movimiento ágil, abrió sus alas y retomó su vuelo con determinación, regresando a su entorno natural”, detalla el reporte. Amapola era una hembra subadulta que pesaba alrededor de 13 gramos con una longitud de 8,7 centímetros y al ser de la especie Histiotus montanus tenía unas orejas alargadas, lo que es su característica física más notoria, por lo que se le conoce como murciélago orejudo, una especie que se encuentra en la ciudad de La Paz y sus alrededores.

“Los murciélagos orejudos desempeñan un papel vital en el control de insectos como los mosquitos, que pueden transmitir enfermedades a las personas, así como en la protección de los cultivos, en particular del maíz, ante posibles plagas”, indica el reporte del bioparque.

Asimismo, señala que “esta exitosa liberación es un testimonio del trabajo colaborativo de diferentes instancias y el compromiso con la conservación de la fauna silvestre en áreas urbanas”, siendo que en el país la rehabilitación de murciélagos no es frecuente y se cuentan con pocas experiencias.

“Este es un precedente importante para apoyar al rescate posterior de estos animales en este y otros centros de custodia en el país. Amapola ahora vuela libre en su hábitat natural, contribuyendo al bienestar del entorno natural y recordándonos la importancia de cuidar y preservar los animales silvestres en las ciudades”, indica el bioparque.

///

Deja un comentario