Ángela Medrano (centro) en el inicio de los procesos formativos de las Casas de las Mujeres Chukutas. Foto: AMUN
Ángela Medrano (centro) en el inicio de los procesos formativos de las Casas de las Mujeres Chukutas. Foto: AMUN

Los cursos se realizan en la Casa de las Mujeres Chukutas que funcionan en las casas comunales

AMUN/5-07-24

Las señoras que se capacitaron en la Casa de las Mujeres Chukutas en la gestión 2023, volvieron este año para perfeccionar su formación. Además, su objetivo es iniciar su propio negocio y las nuevas buscan conformar círculos de solidaridad para apoyarse en el cumplimiento de sus metas.

María Eugenia Cornejo, de 65 años, se capacitó en repostería y en 2023 se formó en tejido a máquina. Este año se inscribió nuevamente a los cursos de la Casa de las Mujeres Chukutas, que funciona en la casa comunal de Alto Pampahasi, Sector Guardia, para profundizar sus conocimientos de tejido a máquina.

“La curiosidad es tanta que queremos tener un amplio conocimiento. Este año voy  a seguir capacitándome en tejido a máquina para más adelante poder comprarme una máquina y poder tejer de todo lo que he aprendido”, dijo.

Otra de las señoras que se capacitó en Alto Pampahasi es Ángela Medrano de 58 años. Ella también asistió al curso de tejido a máquina y aprendió de “cero”. Logró tejer una chompa con lana de alpaca que fue elogiada por sus familiares y conocidos en Dinamarca, país al que viajo para visitar a sus hijos.

Ella también busca profundizar su formación. “Quiero continuar con el curso para tener más experiencia con el manejo de la maquina porque hay pequeñas cosas que me falta por aprender. Quiero seguir tejiendo, probablemente viaje nuevamente y quiero hacer regalos a mis hijos y personas que conozco allá. También vender”, aseguró.

En tanto, Heike Arce de 37 años, es alumna nueva en los cursos de capacitación. Ella no solo busca formarse, sino también conformar círculos de “sororidad” o solidaridad con otras mujeres que acuden a la Casa de las Mujeres Chukutas.

“Soy mamá y no renuncio a mis sueños. Es el primer año. Quiero crear círculos de sororidad con otras mujeres para expandir lo que es la Casa de las Mujeres Chukutas. Mi sueño es poder estar con otras mamás porque podemos alcanzar nuestros sueños y nuestras metas”, manifestó la joven madre.

Este jueves, la Alcaldía de La Paz dio inicio a los procesos formativos en las 26 Casas de las Mujeres Chukutas, en emprendedurismo, derechos laborales y áreas técnicas, como gastronomía, repostería, belleza integral, corte confección, tejidos a mano y máquina, diseño gráfico, mecatrónica y electricidad.

///

Deja un comentario