Un bus Pumakatari.
Un bus Pumakatari.

AMUN/28-05-23

La Alcaldía de La Paz informó que el personal de Pumakatari atendió un caso de maltrato infantil, pues tuvo que trasladar a dos niñas desde la parada Siete Lagunas, en la ruta Caja Ferroviaria, hasta la plaza Alonso de Mendoza, donde su mamá tiene un puesto de venta, debido que se encontraban temerosas ante la llegada de su progenitor.

“Se han apersonado dos menores de edad, una de seis y otra de cuatro años, a la parada final Siete Lagunas de la ruta Caja Ferroviaria. Ambas estaban llorando y querían subir a toda costa al bus. La anfitriona preguntó qué había pasado y una de ellas señaló que su papá ya estaba llegando a su casa y tenían miedo de que las pegue y por esa razón ellas pedían que se las lleve hasta la plaza Alonso de Mendoza en busca de su mamá ya que ella tendría un puesto de venta cerca a este punto”, señaló la responsable de Atención al Ciudadano del Servicio de Transporte Municipal, Silvia Zambrana.

De manera inmediata personal de La Paz Bus activó el protocolo de casos especiales resguardando a las niñas y tomando contacto con funcionarios de la Defensoría Municipal a fin de garantizar la seguridad de las menores de edad. Según Zambrana este hecho sería un caso reincidente.

“Al no tener la certeza de esta aseveración y menos la dirección exacta de la mamá y con el fin de garantizar la seguridad de ambas menores de edad inmediatamente se activó el protocolo de casos especiales comunicándonos con la línea de la Defensoría Municipal. No es la primera vez que sucede este caso debido a que en una anterior oportunidad la niña mayor de seis años subió al bus y no quería que su papá la recoja, se puso a llorar y tuvimos que ubicarla a su mamá”, dijo Zambrana.

Al ser esta la segunda vez que sucede este hecho los funcionarios ediles de La Paz Bus también tomaron contacto con la mamá de las menores, toda vez que en los registros ya se contaba con el número de celular de la progenitora. Funcionarios de la Defensoría Municipal confirmaron el hecho y señalaron que se hizo la apertura del caso por maltrato.

“La Línea 156 se ha constituido hasta el lugar y ha podido ubicar a la mamá. Existe un tema de infracción de parte del progenitor. El caso es reincidente, se hizo la apertura del caso y la evaluación psicológica. Hay un tema de maltrato de parte del progenitor hacia las niñas, pero no constituye violencia”, señaló la abogada de la Defensoría Municipal, Rita Paredes.

///

Deja un comentario