La mesa de trabajo "Por el Bien Común por el Transporte Público en su primera sesión.

ANUARIO- AMUN/23-12-21
La nueva gestión municipal realizó mesas de trabajo y ahora en plenarias busca con los operadores del transporte público y juntas vecinales la legitimación y el reconocimiento de la Autoridad Municipal de Transporte en el municipio de La Paz para la aplicación de los acuerdos a los que se arriba en alrededor de 300 temas.

Desde que se promulgó la Ley Municipal No 15 de Transporte y Tránsito Urbano el 18 de abril de 2012, los sindicatos y asociaciones que brindan este servicio público no reconocieron del todo a la Autoridad Municipal de Transporte y Tránsito (AMTT) que, de acuerdo al Art. 11 del referido cuerpo legal, recae en la Dirección Especial de Movilidad, Transporte y Vialidad, conocida como Secretaría Municipal de Movilidad.

El desconocimiento de la autoridad se ve reflejado a la falta de cumplimiento de la norma por parte de los operadores de transporte en diferentes aspectos, como la regulación y el control. Y a esto se suma la labor que cumple el Organismo Operativo de Tránsito que, muchas veces, se confunde con la labor que realiza, por ejemplo, la Guardia Municipal de Transporte que nace al influjo de esta ley.

Para subsanar estos inconvenientes, el director de Regulación y Ordenamiento de la Movilidad, Luis Alemán, explicó que se organizaron mesas de trabajo con el sector transporte urbano para tratar diversos temas referidos a la norma y lograr el reconocimiento de la autoridad de la Alcaldía en este tema.

“Esta autoridad tiene debilidad porque los operadores y vecinos son los que no reconocen la autoridad porque hay otros actores como Tránsito, que tarda en reconocer la autoridad del municipio respecto al transporte, a la administración, regulación, control del transporte dentro de la jurisdicción”, dijo Alemán.

Si bien en determinado momento hubo reconocimiento del sector cuando se logró consensos para establecer las nuevas tarifas de transporte, que es la que actualmente rige en La Paz, ese reconocimiento decreció con el tiempo, al extremo que en varias ocasiones pidieron la renuncia del secretario municipal de movilidad. Otro tema que generó esta división es el incumplimiento de las sanciones de transporte por incumplimiento de la ley.

“El régimen sancionatorio que los coercionaba de alguna manera fue observada varias veces, por eso es que la Ley 015 se ha modificado en seis oportunidades. Son síntomas de debilidad, de falta de credibilidad por parte de la autoridad, se ha ido deteriorando esta autoridad”, resaltó la autoridad.

El diagnóstico también da cuenta que cuando ocurre algún problema con el servicio de transporte en alguna zona de La Paz, el vecino, en vez de acudir a la Alcaldía y la autoridad competente, acude a otros operadores de transporte.

“¿Qué pasa? Cuando hace falta transporte en una zona el vecino no acude a la autoridad municipal, acude al operador, esa situación afecta la credibilidad de la autoridad, se desconoce, se puentea y ahí no tenemos la capacidad de establecer lineamientos claros para la intervención en el sistema”, añadió Alemán.

¿Qué hacer ante esta realidad? La Secretaría Municipal de Movilidad, con el afán de lograr la legitimidad de la autoridad municipal en el sistema de transporte, apeló al diálogo y el debate con operadores y vecinos para discutir en torno a la norma y su cumplimiento.

“Lo que tratamos de hacer con las mesas, aquí establecemos una membrana que son las normas de trabajo, el objetivo principal es restituir la autoridad, es renovar el contrato social, esta autoridad no la va a poder restituir solamente el reconocimiento del operador, sino también del vecino”, dijo Alemán.

Alemán informó que el primer acercamiento se dio en julio y a la fecha, dijo, se han producido 60 reuniones y tres plenarias con dos actores esenciales: los vecinos y los operadores de transporte público de La Paz.

“Lanzamos en julio la convocatoria, abrimos las mesas, iniciamos las mesas. ¿Qué significa eso? Que le dimos la oportunidad, la normativa completa a los operadores y sus entes matrices para que nos digan cuáles son sus observaciones, qué puntualizaciones tienen, qué sugerencias y recomendaciones tienen respecto a la ley de rutas y también la ley de transporte”, explicó la autoridad de regulación y ordenamiento.

La respuesta tardó, pero llegó, dirigentes de la Federación Departamental de Choferes 1ro de Mayo y sus afiliados hicieron observaciones, sobre todo a la Ley Municipal Autonómica Municipal No 457, de Rutas del Servicio Público de Transporte Colectivo de Pasajeros. Las referidas observaciones fueron sistematizadas hasta septiembre para iniciar el proceso de diálogo en las mesas de trabajo desde octubre y con esos insumos se estableció la metodología de trabajo.

“Tenemos una metodología que se divide en dos tipos de sesiones: una plenaria donde se tocan temas más generales en la cual participan representación vecinal, organismos de participación y control social, asociaciones comunitarias, Fejuve (Federación de Juntas Vecinales) y también los operadores con sus entes matrices, 100 personas en un mismo espacio, se hace la presentación de algún proyecto, temática específica y se debate el tema”, explicó Alemán, a tiempo de señalar que después se trabaja en reuniones más pequeñas y específicas para ver temas puntuales.

En estas reuniones entre vecinos y operadores se firman acuerdos para el cumplimiento del servicio, las rutas y frecuencias. El trabajo sigue cuatro pasos precisos que deben cumplirse en caso de que un operador incumpla sus obligaciones: primero se le hace una llamada de atención, después una conminatoria de cumplimiento, después la sanción y en definitiva la reversión de la línea si es que el sindicato de transporte no cumple.
///

Deja un comentario