Usuarios abordan un bus PumaKatari en la parada Camacho. Foto: AMN.

AMUN/16-12-21
Para el relanzamiento de La Paz BUS, la Alcaldía de La Paz prevé un rediseño de las rutas del Servicio de Transporte Municipal (Setram) con el fin de que los trayectos sean “cortos” y no “aburridas”, informó el secretario Ejecutivo de la comuna paceña, Julio Linares.

“Tendremos rutas más cortas, más ligeras, rutas que no hagan pasear a la gente por todo lado en rutas largas que son molestosas y aburridas. El servicio es de película, pero lo que está pasando es que nadie lo toma”, dijo Linares.

Actualmente, el Setram cuenta con siete rutas: Inca Llojeta, Villa Salomé, Caja Ferroviaria, Achumani, Irpavi II, Integradora y Chasquimapa, que es la más larga con 34 kilómetros de recorrido.

Linares explicó que el relanzamiento del servicio tomará en cuenta este factor porque, por ejemplo, “para llegar a mí destino se da el caso de que tengo que cruzar toda la Periférica”, como es el caso de la ruta integradora, recorrido que hace que el viaje sea muy largo para el ciudadano.

Hacer un servicio más eficiente
El secretario Linares recordó que La Paz BUS es un servicio que invirtió 1.001 millones de bolivianos para su funcionamiento, pero apenas recaudó 121,9 millones de bolivianos. Asimismo, dijo que “el gasto corriente es de más de 600 millones de bolivianos frente a 100 millones, es decir que se gasta cinco veces más en relación a los que se recauda”.

En ese marco, reconoció que un servicio de esta naturaleza sí debe ser subsidiado, pero no de la manera que se lo ha hecho hasta ahora. “Debemos manejarlo de manera eficiente, porque no podemos darnos el lujo de subsidiar un servicio de 80 millones al año”.

En conferencia de prensa, el alcalde Iván Arias detalló cómo ha sido el movimiento económico de La Paz BUS, que solo en el gasto de funcionamiento desde 2011 ejecutó 637 millones de bolivianos y de esa cifra el 67% cubría los salarios del personal. A mayo de 2021, la mayor deuda contraída desde la anterior gestión municipal fue para mantenimiento de los buses, con el 59%, que equivale a 7,1 millones de bolivianos.

Con relación a los 66 buses que deben ser restituidos tras la quema sufrida en noviembre de 2019, Linares informó que una vez que lleguen las nuevas unidades entre febrero y marzo de 2022 se pagará la importadora y se trabajará en el relanzamiento del servicio y las rutas, que incluirán probablemente a otros municipios aledaños.

“Debemos charlar con la alcaldesa Eva Copa (de El Alto), tenemos que unirnos, tenemos un área metropolitana, queremos hablar con todos ellos (municipios). Son 350 mil personas que llegan a nuestra ciudad y utilizan los servicios”, añadió la autoridad.
///

Deja un comentario