La Paz/AMN.- La Secretaria Municipal de Seguridad Ciudadana insta a las personas que hacen la peregrinación a la iglesia de Exaltación de Obrajes, a no consumir bebidas alcohólicas, no portar armas punzocortantes, parlantes que provoquen ruido, y otras recomendaciones. Todo esto para no provocar el malestar de algunos vecinos de la zona se quejaron en reiteradas veces por acciones indebidas que afectaron sus inmuebles.

Cada año, miles de peregrinos realizan la tradicional caminata a la iglesia del Señor de la Exaltación, en Obrajes, desde la medianoche del jueves hasta las 6.00 horas del viernes. Esta actividad se la realiza cada semana, hasta la previa a Semana Santa.

El secretario municipal de Seguridad ciudadana, José Luis Ramallo explicó que son constantes las quejas de vecinos por algunos actos vandálicos cometidos en sus hogares, por parte de algunos peregrinos.

Recomendaciones para peregrinos

Ramallo recomienda a los peregrinos a evitar el consumo de bebidas alcohólicas. En el caso de padres de familia, a no llevar a niños y niñas de muy corta edad. “Nuestra recomendación es de asistir a esta peregrinación con gente joven”.

Por otro lado, la autoridad insta a los peregrinos a no trasladar entre sus pertenecías elementos contundentes o punzocortantes, porque los mismos serán decomisados a través de los controles municipales.

Finalmente recomendó a no caminar por las calles con parlantes de música que en muchas ocasiones perturba el descanso de las personas. También se sugiere a no llevar mascotas, ya que podrían extraviarse.

Denuncias de vecinos afectados

Según Ramallo, son diversas las quejas de los vecinos que sufren atropellos y agravios de algunos peregrinos, que con actitudes antisociales lanzarían piedras a los techos de las casa, golpearían puertas y timbres, además que se consumen bebidas alcohólicas.

A las personas que sufran faltas o agravios personales o en sus inmuebles se recomienda llamar a las líneas gratuitas 110 y 220. Por otro lado, la línea 156, que  atiende casos de menores de edad.

Deja un comentario