La gráfica que muestra cómo están los embalses de agua donde Tuni Condoriri presenta reducción en su caudal.

AMUN/19-09-23

El alcalde Iván Arias informó la noche de este martes que, de acuerdo con un reporte presentado por un experto, hasta el 14 de septiembre de 2023 la represa de Tuni Condoriri, que provee de agua a El Alto y a la ladera oeste de la ciudad de La Paz, tenía la mitad de su embalse y por esa situación convocó a la población a cuidar el líquido elemento.

Tuni Condoriri, que es la represa más grande de las diez que proveen de agua a las urbes paceña y alteña, tiene la capacidad de almacenar 24,6 millones de metros cúbicos de agua y hasta el jueves 14 de septiembre contaba con el 50% (12,5 millones de m3) de agua, de acuerdo con el estudio de Edson Ramírez, del Instituto de Hidráulica e Hidrología de la Carrera de Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Mayor de San Andrés.

“Mire, este cuadro es muy importante. Disponibilidad de agua en los embalses. Todo lo celeste (en el cuadro) que ve para arriba usted es carencia. Lo azul es lo que está (con agua). Y por eso, Tuni Condoriri es preocupante y más aún con el calor que hace, la evaporación es mayor”, informó Arias en una entrevista con Bolivisión, la noche del martes y donde también presentó la memoria de la Cumbre por el Agua.

Los 10 embalses que proveen de agua a las ciudades de La Paz y El Alto son: Tuni Condoriri, Jankokhota, Milluni, Pampalarama, Alpaquita, Chacaltaya, Incachaca, Ajuankhota, Hampaturi Alto y Hampaturi.

De todas ellas, Jankokhota, Pampalarama y Alpaquita están casi llenos. Su capacidad es de 3,18, 2,93 y 1,34 millones de metros cúbicos, respectivamente. Mientras, que los niveles del agua de Incachaca, Hampaturi Alto y Hampaturi están en más del 50%, ya que su capacidad alcanza a 5,16, 6,04 y 3,02, respectivamente.

En tanto, están casi vacías las represas de Milluni, Chacaltaya y Ajuankhota. Sin embargo, preocupa más la situación del embalse Tuni Condoriri, ya que provee de agua a la ciudad de El Alto y a algunas zonas de La Paz, como El Tejar, Buenos Aires y Sopocachi. “Efectivamente los niveles han llegado a cerca de un 50% en el embalse de Tuni Condoriri y mucho menos en el caso de Milluni”, manifestó Ramírez en su exposición, durante la Cumbre por el Agua.

El experto y docente de la UMSA explicó que “(la represa) Jankokhota todavía se mantiene (con agua) porque no está en operación, se está guardando seguramente ese volumen de agua. Vemos que Chacaltaya está vaciándose y entrarán en operación los otros embalses”, en referencia a los niveles de agua que están acumulados en las represas.

Ramírez aseguró que la situación de los 10 embalses, que proveen de agua a las ciudades de La Paz y El Alto, se encuentran en mejor condición que en 2016, cuando se experimentó la crisis del agua. Sin embargo, alertó que el déficit de lluvias por el fenómeno de El Niño y con ello la baja recolección de agua en las represas podría presentarse problemas a finales de 2024.

“Estos sistemas que vemos, que alimentan a La Paz, están en mejor condición con relación al escenario de 2016, pero también observamos que no hemos tenido la cantidad suficiente para llenar porque no hubo lluvias suficientes en la anterior temporada”, dijo Ramírez.

///

Deja un comentario