JEFE DE UNIDAD DE FORMACIÓN INTEGRAL CULTURAL Y RESTAURACIÓN PATRIMONIAL, MARCELINO OSCO

0
181 lecturas

“POR LO MENOS EL 60% DE LOS ESTUDIANTES DE RESTAURACIÓN SE INSERTAN LABORALMENTE”

AMUN / 24-04-23

La Escuela Taller de Restauración La Paz abrió sus puertas hace 14 años a quienes pretenden tomar como una opción profesional la construcción civil para la restauración, forja y carpintería metálica para la restauración, carpintería en madera para la restauración, además de talla en madera y policromía.

Fue inaugurada el 5 de mayo de 2009 y hasta la fecha 368 personas egresaron como técnicos de restauración. Se abrió a la inclusión social, pues en sus aulas se formaron personas con discapacidad. El 90% de sus estudiantes es becado y una de las bondades de la Escuela Taller es que el 60% de sus egresados se inserta laboralmente.

Este el diálogo de la Agencia Municipal de Noticias (AMUN) con el jefe de Unidad de Formación Integral Cultural y Restauración Patrimonial, de la Secretaría Municipal de Culturas y Turismo, Marcelino Osco:

¿Cómo es la formación en la Escuela Taller de Restauración La Paz?

El modelo de las escuelas es 80% práctico y 20% teórico dentro del desarrollo curricular, es decir, dentro de los cinco días de formación son cuatro en los que están en talleres, obras o realizando actividades prácticas de la especialidad ya sea en forja, carpintería, en la parte de madera o tallados.

En nuestro plan de estudios se contemplan 3.800 horas para nivel de técnico medio que es muy superior a los que el Ministerio de Educación tiene para sus estudiantes del CEA (Centro de Educación Alternativa para Jóvenes y Adultos) o participantes en este nivel, ellos trabajan con 2.000 horas y nosotros casi doblamos la cantidad horas.

Una de las becarias de la escuela en pleno trabajo en el taller. Foto: AMUN.

En los CEAs normalmente se trabaja cinco periodos en la noche, nosotros trabajamos 10 periodos en el día; estamos de 08:30 a 15:30, son siete horas de actividad que tienen esto porque la parte práctica no se desarrolla de un momento para otro, sino que requiere un tiempo. Tenemos la Resolución Ministerial 629/2012 del 21 de septiembre.

La formación consta de dos años. En una primera salida lateral, por decirlo así, nosotros formamos técnicos básicos con 1.200 horas de formación; técnicos domiciliarios con 2.400  horas cursadas y con 3.800 horas un técnico medio. La formación en CEAs es de dos años.

Uno de los objetivos es contribuir a mejorar las condiciones de vida de jóvenes en situación de vulnerabilidad ¿Cómo en encaran esta labor?

El programa es más de tipo social, por tanto, dentro de acuerdos y el convenio (con Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo – AECID) se les otorga una beca económica por día asistido con el fin de apoyarles a los chicos porque muchos de ellos no tienen los recursos necesarios para poder estudiar.

En nuestras aulas también hay chicos que abandonaron el sistema educativo por diferentes causas; entonces acá también ingresan jóvenes que se quedaron en nivel secundario o gente que abandonó su carrera universitaria.

El taller de carpintería metálica para restauración. Foto: AMUN.

¿Qué características comprende la beca que se les asigna a los estudiantes de la Escuela Taller de Restauración La Paz?

El monto económico que se asigna a los becados es de 35 bolivianos por día asistido para los cursos de carpintería forja y talle; en el caso de construcción son 40 bolivianos y esto es por los trabajos que se realizan. Entonces, casi el 90% de nuestros estudiantes tiene acceso a esta beca económica, el restante 10% tienen posibilidades económicas.

En la etapa de selección hacemos un curso de inducción para ver si realmente les gusta la especialidad a veces cuando ya ven cómo es la actividad, se van y se dan cuenta que no les gusta; eso detectamos. La beca cubre la alimentación de mediodía y pasajes, ya que es complicado que puedan trabajar.

Acá también se les otorga todos los equipos de protección profesional, desde el overol hasta los guantes, cascos, máscaras y todo lo que se necesita; prácticamente todo es gratuito, el estudiante no pone ni un centavo para estudiar sino solo cancela un seguro contra accidentes laborales en Univida.

¿La Escuela Taller de Restauración La Paz trabaja con personas con alguna discapacidad?

Hemos tenido y tenemos chicos que tienen un déficit del 30% o 20% de discapacidad. Entonces, con ellos se trabaja de manera especial. También tenemos personas sordomudas y los profesores han tenido que aprender lenguaje de señas e incluso el personal en general.

La escuela es inclusiva y al tener esta característica no discriminamos y, por tanto, los acogemos. Por eso el personal conoce como tratarlos y manejar esta situación. Esta es una de las características de la Escuela Taller y posteriormente insertarlos laboralmente.

Al concluir las clases en la Escuela Taller de Restauración La Paz, ¿qué sucede con los jóvenes? ¿Cómo es el mercado laboral?

El mercado laboral es difícil. Nosotros trabajamos en algún momento en la parte estadística y por lo menos el 60% de los estudiantes –con esto de la pandemia– se insertan laboralmente; antes (de la pandemia) teníamos un porcentaje más elevado en inserción laboral.

Muchos de nuestros estudiantes tienen emprendimientos, a veces se asocian entre dos o tres personas de acá mismo. En otros casos están trabajando de maestros y contra maestros en construcción. Pero pienso que se insertan con éxito porque tienen bastante práctica y por ende para ellos ya no es difícil incorporarse laboralmente.

También tenemos a nuestros egresados en varias unidades del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz como la Unidad de Infraestructura Pública y en la Secretaría Municipal de Culturas y Turismo.

¿Cuáles son las dificultades que atraviesa la Escuela Taller de Restauración La Paz?

En la escuela se admiten estudiantes de 18 a 30 años, ese es el rango de edad establecido por la cooperación (AECID), pero hay algunas personas que nos indican que discriminamos a personas de 40 a 50 años que también quieran estudiar.

Nosotros vimos que entre personas de 50 años y muchachos de 17 a 18 años hay una especie de choque porque tienen diferentes puntos de vista. También lo que generalmente pasa con las personas mayores es que se aburren con los chicos y se van porque ellos quieren rápidamente aprender a tallar y generar recursos.

Los estudiantes son capacitados en 80% cláses prácticas. Foto: AMUN.

Otra de las dificultades que observamos es, por ejemplo, que la Escuela no puede intervenir en las iglesias y nos han criticado diciendo: “¿Por qué no intervienen?” Se les explicó que las iglesias son de tipo privado y a nosotros al tener financiamiento de la Alcaldía de La Paz y de la Cooperación Española no podemos utilizar materiales en algún bien privado.

En este momento se está elaborando un convenio con asesoría legal de la Secretaría Municipal de Culturas y Turismo con la iglesia San Francisco para hacer la intervención, esto se trabaja ya desde el año pasado e incluso han solicitado que podemos hacer intervenciones para el 23 de marzo, ya que del lugar se sacan los restos de Eduardo Abaroa, pero de momento estamos la parte de convenio.

También han venido (los representantes) de la iglesia del Carmen. Solo nosotros podemos hacer trabajamos en propiedad municipal como monumentos, inmuebles, museos, unidades educativas que dependen del gobierno municipal y no así lo privado.

¿A dónde apunta el crecimiento de la Escuela Taller? y ¿cuál es el objetivo o meta que se traza?

La Escuela Taller lo que pretende es darle el valor patrimonial a todo lo que son inmuebles y muebles dentro del municipio de La Paz. Y esto es un medio de aprendizaje obviamente, muchas veces buscamos esos espacios para que nuestros estudiantes vayan a hacer intervención en obras reales, no simplemente simulacros y eso es lo que se hace en CEAs o institutos.

Entonces, el objetivo es lograr que nuestros estudiantes salgan bien preparados en la parte práctica porque ellos son operativos, no son los que van a diseñar o los que van a dibujar sino ellos los operativos y por eso son técnico medio a nivel de mano de obra.

En los 14 años de servicio, ¿qué restauraciones destaca a la Escuela Taller?

Sí, hemos hecho varias restauraciones, dentro de ella está el Hall del Palacio Consistorial, la fachada de las unidades Educativas Brasil, ubicada en la Av. Montes, y Rafael Pabón, que se encuentra arriba del museo Tambo Quirquincho. El museo del Litoral Boliviano, la Casa de Pedro Domingo Murillo, de la cual siempre estamos elaborando marcos y restauraciones de alguno de sus muebles que tiene.

Y son varios monumentos en los que hemos realizado trabajos como el de Eduardo Abaroa, Pedro Domingo Murillo y Alonso de Mendoza entre otros. Incluso se ha elaborado bustos como el de Simón Rodríguez, el maestro de Bolívar, y de Hernán Siles Zuazo, es así que tenemos varias solicitudes para que nuestros estudiantes de talla, que son los que elaboran, practiquen el moldear.

///

Deja un comentario