El alcalde Iván Arias desciende desde el mirador del cementerio La Llamita junto a Patrica Endara en una visita el año pasado. Foto: AMUN.

AMUN/10-07-23

El Cementerio La Llamita, que dejó de ser clandestino y pasó a ser administrado por la Entidad Descentralizada de Cementerios, empezó este lunes con la entrega de certificados de óbito a familiares de difuntos enterrados. Son 3.840 los documentos emitidos y en la oportunidad el alcalde Iván Arias entregó el nuevo muro perimetral, las graderías, barandas, asientos y el nuevo letrero de este camposanto ubicado en el macrodistrito Periférica.

“Son 3.840 sepulturas codificarlas, ya tienen nombre, hoy (lunes) se va a entregar certificados de óbito para que sepan (los dolientes) dónde están sus seres queridos. Hemos hecho este muro perimetral; acá se entraba cualquiera, se robaban huesos”, dijo Arias en el acto protocolar de entrega de las refacciones que se hicieron en el camposanto.

Dada la regularización realizada por personal de la Entidad Descentralizada de Cementerios en un periodo de seis meses, los cuerpos de los fallecidos enterrados en el mismo ya tienen nombre y han sido identificados, como parte de este acto, el alcalde entregó certificados de óbito a los familiares de dos difuntos: Pedro Aruquipa y Mario Saravia.

La directora de la Entidad Descentralizada de Cementerios, Patricia Endara, explicó que el certificado de óbito permite saber quién es el difundo, cuál ha sido el motivo de su fallecimiento, que cuente con certificado de defunción, partida y folio registrado en la Alcaldía conforme a normativa. 

Tras hacer un recorrido por casi una hora por todo el camposanto, Arias destacó los arreglos realizados, dado que ya cuenta con senderos, graderías, asientos para descansar en la parte alta donde se habilitó un mirador con barandas y se colocó un letrero luminoso que será prendido por las noches. La primera autoridad de La Paz adelantó que en seis meses se construirá un pabellón con capacidad para 800 difuntos y una capilla.

“Vamos a hacer una iglesia y unos cuarteles donde vamos a poder depositar a los muertos de manera más decente, ustedes van a entrar y lo van a ver mejor mantenido, hemos invertido más de un millón de bolivianos para arreglarlo, vamos a abrir una puerta arriba para los turistas, para que puedan visitar el mirador y bajar en un paseo”, detalló.

El burgomaestre destacó la intervención realizada hace seis meses con el objetivo de “que se convierta a este Cementerio La Llamita de clandestino a un cementerio legal, pero además con atractivo turístico porque la vista a la ciudad es impresionante”.

En el acto de entrega de las obras ejecutadas en el camposanto, Endara destacó que esta es la primera transformación de un cementerio clandestino a legal en la ciudad y que se prevé hacer el mismo proceso en otros.

“Este día es importante para todos nosotros porque se entrega el primer cementerio clandestino hoy regularizado, tras una tarea ardua hemos trabajado con los dolientes para hace realidad este sueño. Varios de los fallecidos no contaban con documentos, hoy en día tienen sus certificado de óbitos que hace que sea legal”, dijo Endara.

En representación de las familias dolientes, Patty Aruquipa, agradeció al alcalde Arias por las obras y los certificados. “Se ha hecho está hermosa obra, está bonita, está cuidado (el cementerio), muchas gracias alcalde por el compromiso que el cementerio estará así, cuidado, ha sido un sueño cumplido”, dijo.

En tanto que el niño Yerko aprovechó la ocasión para saludar al alcalde Arias y desearle bendiciones al final del acto. “Buenos días señor Alcalde, hoy le quiero agradecer por todas las obras que nos ha dado y le quiero bendecir, que Dios siempre le bendiga, siga adelante y que viva La Paz”, dijo.

///

Deja un comentario