Bioparque Vesty Pakos celebra 30 años con el reto de construir un aviario y captar aguas del río para el riego

0
23
El administrador del Bioparque Vesty Pakos durante la exposición al alcalde Iván Arias sobre los dos nuevos proyectos. Foto: AMUN.

AMUN/18-09-23

El Bioparque Vesty Pakos cumplió este lunes 30 años de servicio. La celebración fue liderada por el alcalde Iván Arias, quien recibió el anuncio de la construcción de un nuevo aviario y el proyecto de captación de aguas del río La Paz para regar las áreas verdes, ante la posible escasez del líquido elemento y de precipitaciones pluviales.

“El aviario será de 580 metros cuadrados (de extensión), como media hectárea, con una altura de 10 a 13 metros, será una construcción de tubo aluminio y tapado con malla metálica, principalmente, para que las aves puedan volar y ejercitar sus músculos”, explicó el administrador del Bioparque municipal, Omar Rocha Olivio, respecto del proyecto del nuevo aviario.

Aseguró que el nuevo espacio tendrá la capacidad de albergar a más de 300 aves y por la extensión, los visitantes podrían ingresar a algunos sectores y estar en contacto directo con las aves. La nueva área necesitará una inversión de 657 mil bolivianos.

En el sector asignado para la nueva construcción existen varios árboles para la construcción de nidos, además se encuentra abierta al sol, viento y lluvia, por lo que también sería posible el ingreso de insectos, de los que se alimentan varias aves.

El aviario también tendrá cuerpos de agua para albergar a las aves acuáticas y será regado de manera permanente para dar la sensación de humedad, ya que varias aves provienen de zonas tropicales.

Actualmente, el Bioparque Vesty Pakos alberga a 509 animales, entre aves, mamíferos, reptiles y anfibios. De ese total 159 son aves y se encuentran en un aviario mayor, menor y otros pequeños que tienen de 20 a 30 años de antigüedad.

Este lunes, Rocha Olivio también presentó el proyecto para captar aguas del río La Paz con el propósito de utilizar en el riego de áreas verdes del espacio municipal y como medida de prevención ante la posible escasez en la provisión del líquido a consecuencia del déficit de lluvias por el fenómeno de El Niño.

El río La Paz se encuentra a 600 metros del Bioparque de Mallasa y en época seca tiene “buen caudal” y las aguas serían captadas con una bomba, para luego pasar por dos piscinas y realizar el tratamiento necesario, luego el líquido sería conducido a las áreas verdes. El proyecto demandará una inversión de 422 mil bolivianos.

“Este es el lugar de captación donde está el río La Paz, pasaría por un desarenador, filtración, una bomba de agua, la primera piscina de almacenamiento que ya la tenemos, una segunda piscina de tratamiento y bajaría por todo el Bioparque que regaría las áreas verdes”, explicó Rocha.

Una de las piscinas no pertenece a la Alcaldía por lo que se espera que alguien lo identifique. Se puso avisos, pero aun nadie la reclamó.

Por otra parte, Israel Escobar, de la Subacaldía de Mallasa, explicó el proyecto de refacción del ingreso al Bioparque y las principales modificaciones se refieren a incorporar las características inclusivas, la forestación y arreglos en la plaza que se encuentra próximo al sector de ingreso. Para los arreglos se cuenta con un presupuesto de 479 mil bolivianos.

La construcción de una rampa muy cerca de los kioscos que están en la puerta de entrada, la siembra de 11 árboles de jacaranda para que en tres años, que toma su crecimiento, brinde sombra. Los platines serán colocados muy cerca de la plaza que se encuentra cerca del ingreso al Vesty Pakos. Además, se prevé colocar una escultura al centro del Bioparque y que podría ser el ganador de un concurso.

“Como se hacen las grandes ciudades, una escultura que identifique algo y alrededor tenemos que forestar, estábamos proponiendo jacarandas de un tallo más grueso, cosa que en tres años que genere sombra, siete (arboles) a un lado y cuatro al otro lado. Necesitamos 11 jacarandas, nos va dar sombra e identidad”, remarcó el administrador municipal.

///

Deja un comentario